Día de muertos en Yucatán, celebración de la vida.

Hanal Pixan, comida de las ánimas

El dia de muertos o Hanal Pixán cuyo significado es comida de las ánimas, es un festejo muy arraigado en Yucatán, es la forma de recordar a nuestros difuntos, ya sea niños o adultos

¿Cómo se celebra el dia de muertos en yucatán?

Seguramente cuando piensas en dia de muertos, lo primero que te viene a la mente son calaveras y personas con la cara pintada de blanco. Todo lo anterior es parte de la conmemoración, pero en yucatán lo que no puede faltar antes de todo eso es el altar de muertos.

La celebración comienza el día 31 de octubre, con el U´ Hanal Palal o comida de niños. Es cuando se llena el altar de dulces y juguetes tradicionales. Estas golosinas son una ofrenda a las ánimas de los infantes que nos visitan este día. El bordado del mantel para el altar se suele poner con tonos alegres como amarillos y rojos.

31 de octubre U´ Hanal Palal o Comida de niños.

El 1 de noviembre se dedica a los adultos ya fallecidos, para ello se prepara el altar con comidas que en vida les gustaba a nuestros familiares, por eso este día se conoce como u hanal nucuch uinicoob o comida de adultos. También se suele agregar entre muchas otras cosas, fotografías del difunto, incluso alguna bebida alcohólica que en vida tomaba el difunto.

1 de noviembre, u hanal nucuch uinicoob o comida de adultos.

Por último el 2 de noviembre se celebra el u hanal pixanoob o comida de las animas. Este día se suele celebrar una misa en honor de las ánimas de los difuntos. Esta misa normalmente se realiza en los cementerios, aunque no necesariamente tiene que ser así.

2 de noviembre u hanal pixanoob o comida de las animas.

Altar de dia de muertos

La tradición consta de varios ritos, pero principalmente se poner una mesa que nos servirá de altar. Este altar se coloca debajo de los árboles del patio y cerca de las sepulturas de los familiares. Ya que lo tenemos listo colocamos comida típica de temporada como atole nuevo, pibes o mucbipollos, jícamas, mandarinas, naranjas, xec (mezcla hecha con naranja, mandarina, jícama y otras frutas, así como chile molido), dulce de papaya, coco y pepita, tamales de x’pelón, vaporcitos, balché (bebida embriagante que se hace con la corteza de un árbol que se llama así), pan dulce y jícaras de sabroso tan-chucuá (atole que se fabrica con masa de maiz, cacao, pimienta y anís). Todo eso adornado con veladoras, flores, ramas de ruda y las fotografías de las personas fallecidas.

Toda esta comida pasa la noche del 1 al 2 de noviembre, en esos los altares, debajo de los árboles. Se considera que las almas de los difuntos bajan y “toman la gracia” o esencia de los alimentos. Los familiares de aquellos meriendan los mucbipollos, y los pibinales, y se toman el atole y el balché.

Deja un comentario